Muchos ordenadores se reciclan antes de tiempo. El proyecto eReuse ha creado una red de entidades que permite alargar su vida útil, haciendo que lleguen a personas que los necesitan.