Hubs de innovación y co-workings

La creatividad necesita espacio para darse y conversaciones que inspiren. Quedarse en casa, junto al ordenador, y en pijama hasta las 2 de la tarde, no parece que sea el mejor lugar para que esa creatividad florezca. Muchos autónomos están empezando a agruparse en co-workings, lugares donde hay espacios de trabajo flexibles y donde pueden compartir alegrías y penas con otras personas con sus mismos problemas. Además, disfrutan de espacios compartidos como salas de reuniones, salas de juego, cocina, terrazas y pueden disfrutar de actividades de networking. Son lugares que amplían la red de cada trabajador. Barcelona, además de un importante número de co-workings, tiene hubs de innovación que también ayudan a los emprendedores a poner en marcha sus proyectos, muchos de ellos de gran impacto social positivo y medioambiental.