Intercambios y habilidades

¿Sabes la vida útil que tiene un taladro? Puede llevar contigo en casa más de 30 años, pero sólo lo has utilizado durante 10 minutos. Quizá pedírselo a un vecino en lugar de comprarte uno es más inteligente. Pero ¿y si tu vecino no lo tiene? ¿A quién preguntar? Ya hay plataformas de la economía colaborativa que resuelven esta necesidad. En ellas podemos intercambiar gratuitamente un montón de objetos y, de regalo, construyen comunidad. Cuando vas a por el objeto que necesitas, conoces al vecino de dos calles más allá, compartes historias, experiencias y consejos. En los mejores casos hasta te llevas un amigo.