Es una iniciativa para fomentar el consumo responsable, la sostenibilidad y la prevención de residuos, promovida por entidades, asociaciones y equipamientos de Barcelona con el apoyo del Ayuntamiento. La ropa que ya no te hace servicio puede continuar siendo un recurso.